videoteca
videoteca
foro
marcador
Nuestros patrocinadores
Ayto SS de los Reyes
Nuestros patrocinadores
Para ver la presentación de cbzonapress correctamente necesitas tener flash player (visor para ver las páginas con flash). Muy recomendable.
Para descargar flash player pulse aquí

Noticias


CARTA DE MARTA URQUIZA [29/01/07]
 

CARTA DE MARTA URQUIZA

 

Queridos compañeros:

 

 

Ante todo daros las gracias por todo el apoyo que me habéis transmitido que sin duda he sentido muy cerca. Lo segundo que quería comentaros es que me encuentro bien y ya hoy estoy en casa por lo que puedo asegurar que la evolución está siendo muy satisfactoria. Os voy a explicar un poco cómo me he sentido durante estos días. Bueno, de la agresión ni me acuerdo, perdí el conocimiento y no recuerdo nada. El primer recuerdo q tengo es estar sentada en el coche policía y le pregunté qué pasaba y por qué estaba allí sentada. Él me dijo que me habían agredido y que había sido un jugador. Me puse muy triste y empecé a decir que no me lo podía creer. Al principio de todo pensé que esto serían cuatro puntos y a casita; la cosa se fue complicando cuando me dijeron que del puñetazo podía tener una fisura en la base del cráneo y q tenía que quedarme ingresada en observación.

 

De los puntitos de nada ya empecé a pensar que vaya faena, más que nada porque ya tenía que avisar a la familia con la preocupación que ello conlleva y que yo había intentado evitar por todos los medios. Al día siguiente me trasladaron a la clínica Quirón y allí el neurocirujano me dijo que las consecuencias del golpe recibido podían haber sido más graves, desde que me podía haber quedado en el sitio hasta una parálisis facial. Claro, la broma ya pasa de ser una “anécdota” a ser algo más serio, y empiezo a ser consciente de las consecuencias que podía haber tenido para mí esta agresión. Empiezo a pensar en mis padres, mis hermanos, mis amigos y en mis compañeros de batalla.

 

No siento ningún rencor ni siento miedo por volver a arbitrar, pero sí creo que lo sucedido nos debe hacer reflexionar a todos, porque gracias a Dios me pasó a mí pero podía haberos pasado a cualquiera de vosotros y no hay derecho a esto. Los que me  conocéis sabéis q me  tomo todos los partidos en serio y que siento un profundo respeto hacia jugadores y entrenadores, tal vez porque he sido jugadora y entrenadora y sé lo q hay detrás: sé de entrenamientos duros, sé del sacrificio que supone la rutina del entrenamiento y conozco el esfuerzo que hacen los equipos. Por eso yo intento dar lo mejor de mí, pero se me hace muy difícil ir a los partidos y tener que escuchar tantas y tantas faltas de respeto, insultos, ver tanta agresividad hacia el árbitro y me da mucha pena. Lo que me ha pasado es la guinda del pastel pero creo que la situación ha llegado a un límite que como árbitros no debemos tolerar. Mi compañero de ese partido era Paquito Beret, un chavalín de 16 años que tuvo que ver cómo me partían la cara. ¡Ójala no piense en dejarlo!, pero no dejo de pensar que para él ha tenido que ser un trago muy desagradable. Por este motivo le comenté a nuestro presidente (quien por cierto también ha estado a mi lado en todo momento) que creo que deberíamos reflexionar sobre dejar de pitar este fin de semana. Porque creo que somos importantes, que somos valientes y que ninguno de nosotros nos merecemos que nos insulten, nos degraden, nos vejen y que nos partan la cara. Siento un profundo respeto por el colectivo al que pertenezco y sinceramente creo que deberíamos luchar si no ya para q nos respeten sí para que se nos proteja, y pienso que si después de esto no hacemos nada la gente puede pensar que no somos un grupo y que lo toleramos todo, y lo siguiente será que vengan con pistolas a por nosotros.

 

Lo dicho, no quiero guerras, pero sí que creo necesario que reaccionemos y que nos apoyemos porque si no lo hacemos nosotros ¿quién lo va a hacer?.

 

Hubiera deseado ahorrar este disgusto a todos los que me queréis pero esto ha sucedido y debemos asimilarlo, sin rencor, sin odio, sin acritud, sin venganza pero con determinación.

 

El chico q me hizo esto vino a pedirme perdón y le perdoné porque no soy rencorosa pero os aseguro que la denuncia la voy a presentar, primero por mí y segundo por vosotros, por si sirve de algo para que no se vuelva a repetir.

 

Muchas gracias a todos, y en especial a mi Isita q estaba en el hospital antes que yo y que ha sido mi secretaria, mi amiga, mi transmisora de todos vuestros mensajes y la que no me ha dejado ni un solo momento del que ha dispuesto en estos días. No sé cómo agradeceros todos vuestros mensajes y llamadas y no sé cómo explicaros que me ha emocionado enormemente vuestro apoyo y vuestro cariño. Nos veremos en las canchas.

 

Un beso enorme.

 

 

Marta

 
Ver todas las noticias publicadas